La mediación en reclamomislesiones.es es efectiva, creemos en la mediación.

Hablamos en este caso de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. La Ley 35/2015, 22 de septiembre, además de actualizar las indemnizaciones a los afectados y los perjudicados en los casos de muerte, secuelas o lesiones temporales, abre la puerta para que asegurados y aseguradora, puedan alcanzar un acuerdo extrajudicial.

El artículo 14 de la Ley 35/2015 otorga al mediador la «conducta activa». Dicha Ley da un salto cualitativo importante respecto a la figura del mediador, y podemos verlo reflejado en este artículo en su tercer apartado.

La Ley 35/2015 otorga al mediador funciones esenciales, más allá de las habituales, para que:

  • Vele para que las partes dispongan de información y asesoramiento suficientes.
  • Desarrolle una conducta activa tendente a posibilitar el acuerdo entre ellas.

El legislador incluye en la Ley 35/2015 un elemento consustancial a la mediación, que también se atribuye como una función adicional del mediador: “informar a las partes de que son plenamente libres para alcanzar o no un acuerdo”.

La limitación temporal del proceso de mediación a un  plazo de tres meses es otra de las diferencias sustanciales respecto a la Ley 5/2012, en la que se establece una mediación “lo más breve posible” y “en el mínimo número de sesiones”.

Cabe comparar la Ley 35/2015 con la Directiva  2008/52/CE, de 21 de mayo de 2008 sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. Bruselas define la mediación como un proceso voluntario en el que dos o más partes en litigio intentan alcanzar por sí mismas un acuerdo con la ayuda de un mediador.

La norma comunitaria define a su vez al mediador como “todo tercero a quien se pida que lleve a cabo una mediación de forma eficaz, imparcial y competente”.  A través de la Ley 35/2015 el legislador persigue esa mediación eficaz y competente a través de que el mediador desarrolle una “conducta activa” para alcanzar acuerdos.

La Mediación aporta:

-Agilidad.

-Reducción de costes

-Participación activa del propio asegurado.

-Cuida para que las partes dispongan de información y asesoramiento suficiente.

-Fomenta una actitud tendente a posibilitar acuerdos y/o a facilitar la comunicación.