Los accidentes de tráfico tienen una incidencia elevada de los traumatismos de alta velocidad, generando la aparición de pacientes politraumatizados a los que hay que atender urgentemente y desde diversas perspectivas.

La prioridad consiste en salvar la vida del paciente con asistencia inmediata en el lugar del accidente, a través de los servicios médicos, personal sanitario y ambulancia medicalizada.

En caso necesario de rescate, presencia de cuerpo de bomberos y policía local y todos los medios necesarios, helicopteros, etc, para la evacuación inmediata del paciente que lo necesite, a una U.V.I. de politraumatizados.

Tras salvar la vida del paciente, con atención prioritaria al traumatismo cráneo-encefálico, torácico, abdomino-visceral o vascular, tiene prioridad el salvamento de la funcionalidad de los miembros con valoración de traumatismo vertebro medular, lesiones del aparato esquelético y cobertura plástica de fracturas expuestas.

El tercer grado de asistencia, consiste en no olvidar el soporte psicológico y moral del propio paciente y su familia, así como la repercusión socio-económica del accidente, donde se encuentran implicadas la Entidades Aseguradoras, responsables de las indemnizaciones por daños y secuelas derivadas del mismo, de ahí la importancia de contar en reclamomislesiones.es con abogados expertos en accidentes de tráfico, quienes nos permiten tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros lesionados.

Como traumatólogos especializados en accidentes de tráfico y tras más de 30 años de experiencia conocemos la necesidad de asistir a los accidentados  politraumatizados y las secuelas traumatológicas del aparato locomotor.

Los traumatólogos de reclamomislesiones.es coordinamos todas las necesidades médicas que precisen nuestros clientes, y en nuestra especialidad tras realizar el diagnóstico, con el siguiente protocolo de actuación: tratamiento médico inicial, tratamiento quirúrgico, técnico ortopédico y rehabilitación, con las técnicas más avanzadas en nuestra especialidad.

Trabajar en un mismo centro con fisioterapeutas, osteópatas y psicólogos, facilita la coordinación,  provocando una rapidez en la curación de las lesiones, así como evitar en la medida de lo posible secuelas.